Julio - Fiestas Patrias, el desfile...

En julio, el sol quema más en Cachicadán entre las 10 y las 14 horas. Hay años en que la temperatura en la segunda quincena de julio llega a los 18 y 20 grados al medio dia; pero en las noches se siente más frio. El cielo luce despejado completamente y las heladas, que son oleadas de vientos muy frios que queman a las sementeras, especialmente de las zonas altas, están a la orden del día.

Foto JC: Cosecha de Cebada
En julio, generalmente se cosecha el maíz y en algunos casos, trigo y cebeda. Para entonces, el entorno del pueblo ha cambiado completamente con relación a los meses de abril o mayo. Las chacras en las faldas de los cerros cercanos simulan retazos de un gran manto multicolor. Sólo los árboles y algunos campos sembrados de alfalfa son verdes; los demás, adoptan diversos colores. Predomina el crema o anaranjado de los trigales, maizales y cebadales.

Las fiestas patrias en Cachicadán, merecen un capítulo aparte. Es la celebración más espectacular y de paeticipación plena, comparable sólo a la fiesta patronal.
El movimiento propio de la fiesta cívica se nota desde dos o tres días antes de la fecha central. Los pobladores pintan las fachadas de sus casas, y los escolares se afanan en confeccionar sus faroles para el paseo del 27 en la noche, por las principales calles del pueblo.

Foto JC: Instituto Superior Pedagógico - Fiestas Patrias
El 28 de julio, día central, el desfile cívico en la plaza de Armas, frente a la tribuna oficial, es el acto más importante de Fiestas Patrias. Desde las 10 de la mañana y hasta pasada la 1.00 de la tarde, desfilan todos los alumnos de los centros educativos (incluso de los anexos vecinos como Llaray, La Victoria, Palco y Algallama), desde los pequeñitos del jardín de la infancia hasta los jóvenes del Instituto Pedagógico Superior; los Policias, las organizaciones representativas de los cuatro barrios y los soldados del Ejercito.

Foto JC:Tribuna Oficial