Cachicadán - Decálogo Botical

Aguas calientes que curas...
que curas mis heridas,
tú, eres el ser que en mi
brota color...brota...brota,
Ya me ausento de tu encanto
mas me despido en duelo junto al sol.

Allá mi sombra dibujando...
dibujando paso a paso
mas presto el tiempo
distanciando lo que el viento
rayara en cada calle,
lo que la aurora en cada techo
truncara sus canales...
como una espuma que espera
un pronto regresar.

Recordando muro a muro,
evocando la presencia de una voz amiga,
sonriendo en la cima de la "Botica"
y resbalando de alegría
en lajas revestidas del enigma.

Son disertadores:
el silencia de cada calle,
la sobra de cada arbol,
las lluvias del bello otoño
y la eterna sonrisa de múltiple
suspiro. 


Autor:  Doris Miñano Valderrama
Cachicadán, Julio 2002